Loading...

lunes, 4 de octubre de 2010

Las 7 nuevas maravillas del mundo

1) CIUDAD DE PETRA , JORDANIA

Es un yacimiento arqueológico en Jordania. Son los restos de la capital del antiguo reino nabateo, fundada hacia el 300 antes de Cristo. Sus restos más famosos son los edificios labrados en la misma piedra de las paredes rocosas del angosto VALLE DE LA ARAYA
El nombre significa piedra en griego, y es justamente porque la ciudad está enteramente construida en piedra rosada. Los edificios más célebres son el Templo de los leones alados y la Tesorería. Desde 1985 es reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
 
2) LA MURALLA CHINA
Construida hace más de 2000 años es una de las más grandes maravillas del mundo que no tiene comparación alguna en los 22 siglos de existencia que lleva. Se extiende a lo largo de 7300km (longitud oficial) por toda China:  desde las montañas de Corea hasta el Desierto de Gobi, fue construida inicialmente para proteger un antiguo imperio chino en contra de las tribus que merodeaban por el norte. Pero se convirtió en algo mucho más grande una joya arquitectónica de gran majestuosidad.
La Muralla tiene una altura que oscila entre los siete y los diez metros. Su base mide unos siete metros y su parte superior seis. Los pisos se pavimentaron usando una mezcla de piedra y mortero, soportado por rodillos de troncos de árboles dispuestos en varias capas. A intervalos regulares se construyeron torres con terrazas cada cierta longitud que permitían a los guardianes hacerse señales ópticas de una a otra logrando una gran comunicación que se extendía por kilómetros . a muralla se interrumpe en algunos puntos para dar lugar a puntos de defensa, a los cuales los soldados podían retroceder de ser necesario. Cada torre tiene escaleras únicas y de acceso difícil de manera de confundir el enemigo.
 3) EL TAJ MAHAL EN AGRA

El Taj Mahal es un mausoleo construido por el emperador musulmán Sha Jahan en honor a su esposa preferida, Mumtaz Mahal, muerta al dar a luz.
Taj Mahal significa “La Joya del Palacio”.
Es la obra cumbre de la arquitectura mogol y está considerado entre los edificios más bellos del mundo, de ahí que haya sido elegido como una de las nuevas 7 maravillas del mundo
El Taj Mahal fue construido entre 1631 y 1654 en la ciudad de Agra, India, a orillas del río Jumna. Combina elementos de arquitectura islámica, persa, india e incluso turca y se estima que su construcción ocupó a 20.000 hombres.
Pese a su gran tamaño, el Taj Mahal está tan bien proporcionado y tan finamente labrado que pareciera que apenas si toca el suelo. Sobre terrazas, a un lado y al otro, se levantan dos mezquitas idénticas, una es para el culto, y la otra es un almacén. El edificio es octagonal, de mármol blanco con incrustaciones de piedras semipreciossas talladas como flores, con citas del Corán.

 4) EL COLISEO DE ROMA

Anfiteatro situado en el centro de la capital itailana, es una edificio que data su contrucción entre el año 70 dC y el 80 dC. Su función era servir de recinto para diversos espectáculos romanos como la lucha entre gladiadores, recreaciones de batallas y teatro sobre mitología clásica.
Su aforo llegó a ser de 50.000 personas y se estuvo uitlizando durante 500 años, hasta el siglo VI. Más tarde se le dieron distintos usos como refugio, sede cristiana, fábrica y sobrevivir a varios terremotos.
Su construcción comenzó en el mandato del emperador Vespasiano, en el año 70. Fue inaugurado por su hijo Tito el año 80, pero todavía seguiría inconcluso hasta el año 82 cuando el otro hijo, Domiciano, agregó el último piso y los sótanos. Se desconoce el nombre del arquitecto, porque las construcciones romanas eran erigidas para gloria de los emperadores.

5) CHICHÉN ITZÁ EN MEXICO


Es uno de los principales sitios arqueológicos de la península de Yucatán, en México, ubicado en el municipio de Tinum, en el estado de Yucatán. Vestigio importante y renombrado de la civilización maya, las edificaciones principales que ahí perduran corresponden a la época de la declinación de la propia cultura maya denominada por los arqueólogos como el período posclásico.
 La arquitectura masiva que ha llegado hasta nuestros días y que hoy es emblemática del yacimiento, tiene una clara influencia tolteca. El dios que preside el sitio, según la mitología maya, es Kukulcán, representación maya de Quetzalcóatl, dios tomado del panteón de la cultura tolteca. Dicho esto, hay que considerar que Chichén Itzá fue una ciudad[2] o un centro ceremonial, que pasó por diversas épocas constructivas e influencias de los distintos pueblos que la ocuparon y que la impulsaron desde su fundación.
 La zona arqueológica de Chichén Itzá fue inscrita en la lista del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988.[3] El 7 de julio de 2007, fue reconocida como una de las Nuevas Maravillas del Mundo, por una iniciativa privada sin el apoyo de la Unesco, pero con el reconocimiento de millones de votantes alrededor del mundo.

 6) EL MACHU PICCHU EN PERÚ
Después de casi un siglo de su descubrimiento arqueológico, gracias a estudios recientes de los archivos documentales del siglo XVI, existen buenos argumentos para suponer que la ciudadela de Machu Picchu fue -como las pirámides de los faraones de Egipto o la tumba del emperador Chin Shi Huan de China- el lujoso y bien cuidado mausoleo del inca Pachakuteq, el fundador y primer emperador del Tawantinsuyu.
Machu Picchu es un asentamiento que fue construido por los incas en el siglo XV. Inca, o inka, es el nombre que se les daba a los habitantes de la cuenca del río Huatanay, en cuya ribera se levanta la ciudad del Cusco. Los incas, antes de esos tiempos, habían logrado formar un reino que dominaba la parte media del río Vilcanota.
En Machu Picchu quedan los restos de edificios que estuvieron cubiertos de oro, presumiblemente con jardines de fantasía, ídolos y ofrendas, como los del templo del Qorikancha en el Cusco.

7) EL CRISTO REDENTOR


Símbolo de Río de Janeiro. Símbolo de Brasil. Símbolo de paz. Símbolo de lo que es capaz de crear el hombre. El Cristo Redentor es, además, el centro de las miradas de turistas y nativos de la hermosa y famosa ciudad carioca de Río de Janeiro.
En 1859, el padre Pedro María Boss le sugirió a la Princesa Isabel la idea de construir un monumento religioso en la ciudad, a fin de conmemorar con el mismo el centenario de la independencia. La Princesa rechazó la propuesta, pero más tarde, en 1921, la arquidiócesis de Río decidió llevar a cabo el proyecto.
Para esto hicieron una colecta entre los habitantes de Brasil, quienes contribuyeron de buena gana, logrando que en el año 1922 se colocara la primera piedra de este hermoso monumento, iniciándose las obras para su construcción en el año 1926.
ara erigir esta grandeza arquitectónica se utilizaron más de mil toneladas de cemento armado, (Da Costa no quiso usar metal, porque consideró que el mismo era sinónimo de guerra), los cuales cubren las 1.145 toneladas de esteatita que le dan cuerpo a la obra. Finalmente fue inaugurada el 12 de octubre de 1931. La escultura alcanza los 38 metros, 8 de los cuales pertenecen al pedestal sobre el que está situada.